ARREPENTIMIENTO DE UN VENDEDOR VIAJERO

Homenaje a Miller y a Marley

“No desearás la mujer de tu prójimo”. Palabras Santas.

Acúsome, Padre, de haber vendido programas infectados que malograban los procesos de mis semejantes ya fueran amigos o enemigos.
Es que necesitaba hacer mi cuota Señor, es la razón que puedo darle, y le confieso que intentándolo, fui por ahí, nómade, penetrando mercados con productos que era claramente inoperantes.
Libera en algo mis culpas el decir que de no haberlo hecho así habría sido desvinculado.
Dura es la visa Señor, y así, cumpliendo metas, trashumante, fue mi costumbre desear la mujer de mi prójimo. En aras a eso, en una noche de equivocaciones, debí enfrentarme a un gerente que me sorprendió con su analista preferida mientras le vendía un optimizador de WEB multifacético que además tomaba puntos a las medias.
Es que mi intención era ayudarle, Santo Padre, su marido era incapaz de comprenderla. Lo supe cuando un sexto sentido que en mis periplos maduré, me obligó a agacharme y a descubrír bajo el escritorio su calzón de encaje negro.
Quise solucionar su problema entonces, Padre, pero cuando el jefe apareció, el tipo insensible fue incapaz de entender cuan altruistas eran mis intenciones en aquello que yo hacía con ella, de piernas desnudas sobre el escritorio de gerencia.
Lo que confieso se lo juro mi Dios, que es lo mismo que ella decía, aunque al revés: «¡Dios mío!»
Y porque no escuchó la plegaria el bribón quiso matarme, pero debe entender Señor que yo no era el culpable, o no al menos de eso.
Me acuso Padre, entonces de mis mentiras y mis trampas, y que de muy poco de mi vida profesional podría enorgullecerme. Pero no tuve alternativa, me presionaban y presionaban; por eso disparé, pero fue en válida y auténtica defensa. Por eso, se lo pido de rodillas, en profundo reflexione y decláreme «non guilty».

MARTÍN FAUNES AMIGO © Derechos Reservados, 2016.

VUELTA AL INICIO
“Arrepentimiento de un vendedor viajero”, aparece en el libro "Fantasmas en la red", y fue contado por primera vez en el Congreso de profesionales de la informática de las municipalidades chilenas, Valdivia, 2002.


Si desea conocer más detalles de lo que aquí exponemos, o participar en algún taller de creación o de cuentacuentos, envíe un mensaje a martinfaunesa@gmail.com

Creación, programación, redacción, diseño y soluciones de web : tranviaequivocado@gmail.com